DISCAPACIDAD Y EL DOLOR DE LA POLÍTICA DESHUMANIZADA

Cambiamos, pero no mejoramos. Quizás el rostro más duro y paradigmático del neoliberalismo se pueda captar con precisión con las personas más vulnerables de la sociedad y el respeto que reciben por parte del poder político. Y esto va mucho más allá de las ideologías: es simple humanidad. O des-humanidad.

LA PRECARIZACIÓN LABORAL DE LA HERENCIA MACRISTA

Denuncia en primera persona

Hola:

Mi nombre es Natalia Verónica Gulino y tengo 34 años. Soy una persona con discapacidad y me eduqué en la escuela pública, siendo mi ingreso a comienzos de los años 90, cuando todavía se hablaba poco y nada de la inclusión educativa de niños con discapacidad en los colegios comunes.  Con gran esfuerzo y perseverancia logré culminar el secundario en el año 2001, 15 días antes que explote socioeconómicamente el país…

Quiero DENUNCIAR la situación de precariedad laboral por la que me encuentro pasando desde hace 9 años en el Gobierno de la Ciudad, en COPIDIS, que es la Comisión de Discapacidad del Ejecutivo Porteño, siendo aún yo una persona discapacitada. Me pagan menos del salario mínimo, vital y móvil. No cobro aguinaldos y tampoco me proporcionan ART ni cobertura médica. Año tras año me amenazan con no renovarme el contrato y cuando se renueva el mismo, suelo pasar muchos meses sin cobrar, no contando con ninguna otra ayuda social de ningún tipo, con el agravante de ser perseguida y hostigada por negarme rotundamente a realizar trabajos partidarios para la alianza PRO-CAMBIEMOS.

Desde hace muchos años vengo peleando por mi estabilidad laboral, la que es un derecho y no logro ser escuchada por ninguno de los funcionarios de turno.

Es insostenible y muy injusto seguir trabajando de este modo, cuando, además, es amplia la legislación laboral vigente que nos ampara, ya que, entre otras cosas, regula un cupo en el estado que está reservado exclusivamente para personas con discapacidad. Dicho cupo, tanto en nación como en ciudad, no es un tope, sino mínimos que deben cumplirse y en casi ningún organismo los cumplen porque no les interesa la empleabilidad formal de los discapacitados.

Mi reclamo concreto, es el inmediato pase a la planta permanente con el reconocimiento de la antigüedad acumulada a lo largo de los 9 años trabajados en forma TOTALMENTE PRECARIA, TRUCHA e ILEGAL y la actualización salarial correspondiente.

Natalia Verónica Gulino. DNI: 29.905.986. 15-5563-9169

 nataliagulino@gmail.com

Nota de redacción: A continuación se publica un artículo que circuló en su momento y que es de interés informativo para la comprensión de la carta precedente:

CARTA PÚBLICA DE REPUDIO:

El 8 de octubre de 2015, en el acto de inauguración del monumento al ex presidente Juan Domingo Perón en la Ciudad de Buenos Aires, el Ing. Mauricio Macri, ex Jefe de Gobierno Porteño y actual Presidente de la Nación, manifestó:

“Perón y Evita vinieron a hacer algo histórico a la Argentina para los trabajadores. Hoy es imposible de imaginar un trabajador sin aguinaldo y derechos para la familia”.

El 11 de noviembre de 2016, Federico Pinedo, presidente provisional del Senado de la Nación, en declaraciones a Radio La Red protestó por su sueldo y manifestó:

“Gano 83.000 pesos y con una inflación del 35% es difícil…”

Al respecto tengo varias cosas para decir:

Considero que las palabras de Macri y de Pinedo, son una alevosa burla y ofensa a todos los que nos encontramos trabajando en forma totalmente precaria en el estado y lejos estamos de cobrar esa suma de dinero.

Me siento brutalmente discriminada ya que soy una trabajadora con discapacidad precarizada desde hace ya 9 años en el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, percibiendo menos del salario mínimo, vital y móvil y no cobrando los aguinaldos ni aumentos anuales, como así tampoco las cargas sociales correspondientes. No me proporcionan ART ni cobertura médica. Año tras año me amenazan con no renovarme el contrato y cuando se renueva el mismo, estoy muchos meses sin cobrar, no contando con ninguna otra ayuda social de ningún tipo, y en todo este tiempo no ha existido intención alguna de pasarme a planta permanente.

Sufro en carne propia el desprecio por las personas con discapacidad por parte de los funcionarios de la alianza PRO-CAMBIEMOS, ya que no existen políticas públicas reales en pos de garantizarnos la libre y plena participación e inclusión en nuestro país, violando a toda costa la Constitución y legislación vigente que nos ampara, lo que constituye un grave incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Es un verdadero bochorno, ver cómo “PERSONAJES NEFASTOS”, como lo son Macri y Pinedo, se dan el lujo de desconocer la realidad del pueblo y de quejarse por la inflación, que ellos mismos generan con las decisiones que toman, y por lo que se les descuenta por el pago de ganancias y todavía se animan a decir que se les hace difícil la situación.

Quiero DENUNCIAR que la presidenta durante el año 2016 de la COPIDIS, (Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad), del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fue Agustina Señorans, (quien carece de la formación y experiencia específica y adecuada que requiere presidir y dirigir un organismo de estas características, con pésimos resultados a simple vista). Agustina Señorans es nada más y nada menos que la SOBRINA de IVÁN PAVLOVSKY, el VOCERO del presidente de la nación, MAURICIO MACRI. Como si esto fuera poco, su esposa, Marina Klemensiewicz (Donante de la Fundación SUMA, cuya titular es Gabriela Michetti) y su hermana, Damasia Pavlovsky, a lo largo de los años vienen desempeñándose laboralmente en diferentes organismos públicos, cobrando mensualmente elevadísimos sueldos.

¡Es muy preocupante que sigan posicionando en cargos directivos y estratégicos a gente de su círculo más íntimo, cuando poseen una enorme cantidad de trabajadores precarizados, como así también, que continúen con el constante despido de personal a diestra y siniestra!