126, Identidad y Felicidad

Ayer, 5 de diciembre, a las 12 horas, tuvimos el honor de presenciar, ver, escuchar y compartir esa felicidad. Digo “esa” porque los medios destacaron la frase Estoy feliz, pero además los rostros así se manifestaron. Los rostros de Estela de Carlotto y de su tía Silvia Garnier también se adornaban de felicidad.

Prof. Diego H. Romero *

Estar en la casa de Abuelas de Plaza de Mayo es fuerte. Llena de objetos artísticos con reminiscencias a la lucha de restitución de identidad, al rol de abuela y a la lucha por los derechos humanos. Las Abuelas no comenzaron en la comodidad y las facilidades de la democracia ( sin contar estos 2 años ) sino que la primera nieta que restituyen es Tatiana Ruarte Britos ( conocida con el apellido adoptivo deSfiligoy) en 1980, en plena Dictadura.

La Restitución de la Identidad de los bebés nacidos en cautiverio es un tema poco difundido, bastante ignorado y podemos decir negado. A pesar de que Videla recibió la condena de 50 años de prisión por robo de bebés, y que hayamos ganado el Óscar a la mejor película, La Historia Oficial. En ésta, Chela Ruiz es la “abuela”, y Norma Alejandro ha criado una niña apropiada, y siempre lo supo, inconscientemente, pero la negación era fundamental para mantener su matrimonio, las amistades, es decir, vivía en la Hipocresía. El negacionismo y la hipocresía son moneda corriente, por lo menos aquí en Gualeguaychú.

Adriana, nuestra nieta recuperada, nos impactó. Lo hizo por su espontaneidad, por su soltura,  naturalidad, y sobre todo, por su lucidez.

“Estoy feliz, se me completó la vida”. La frase habla por sí sola. Por esto es tan importante el derecho a la identidad, sin ésta siempre va a faltar una parte.

Nos hicieron llorar en dos momentos: cuando Adriana dijo que no sabía si había sido abandonada, pero ahora sabía que había sido querida… Y cuando su tía dijo “Ella es ese bebé que no pude tener en mis brazos, pero que desde ahora voy a tener. Esta lucha es la ofrenda que le podemos dar a ellos”

Brilló tanto que nos llenó de esperanza, entre tanta mentira, medidas políticas absurdas, entrega de patrimonio y pérdida de derechos, será cuestión de seguir por este camino de la Memoria, la Verdad y la Justicia.

 

  * Secretario Derechos Humanos AGMER Gualeguaychú