Los conservadores de EEUU forman parte de la conspiración contra el Papa

El periodista Hernán Reyes, experto en temas vaticanos, aseguró que detrás del pedido de renuncia al Papa Francisco “hay una vieja vendetta”. “Los casos de abuso sexual en la Iglesia católica tienen más de 15 años. Son prexistentes a Francisco, pero son aprovechados por sectores que se oponen a él, dentro y fuera del Vaticano” para minar su poder.

Por Telma Luzzani
“No son solo sectores de la Iglesia los que están conspirando. Hay además sectores del mundo conservador estadounidense. El primer pedido de renuncia fue del diario The Washington Post por el escándalo de abusos en la diócesis de Pensilvania”, recordó el corresponsal de la agencia Télam en Roma y autor del libro ‘Papa Francisco Latinoamérica. Conversaciones con Hernán Reyes Alcaide’.
Reyes Alcaide sostuvo que la campaña contra Francisco se basa en los escándalos previos a la llegada de Jorge Bergoglio al Papado.
“Al igual que la crisis originada en Chile, estos casos de abuso se remontan a 20 o 15 años atrás: son prexistentes a Francisco. El 20 de agosto, The Washington Post lanzó el primer pedido de renuncia. Luego, el domingo 26, cuando el Papa estaba en el segundo día de su viaje por Irlanda, sale una carta explosiva de Carlo María Vigano, exembajador del Vaticano en EEUU, en la que aporta un montón de situaciones sobre las cuales se ha podido comprobar muy poco”, añadió.
El periodista consideró que el plan para minar la autoridad del Papa comenzó cuando éste lanzó la encíclica Laudato si’, en la que critica fuertemente el consumismo, alerta sobre el calentamiento global y llama a la paz entre los pueblos.
Esto corresponde a viejas vendettas. Hay grupos que viene criticando a Francisco hace 3 años. No son solo religiosos, sino grupos de la industria armamentística de EEUU, petroleros, financieros y evangélicos”, subrayó.

La ultraderecha sale a las calles en Alemania

En ‘Voces del Mundo’ se entrevistó además a Franco Delle Donne, doctor en Comunicación Política y autor junto con Andreu Jerez del libro Factor AfD: El retorno de la ultraderecha a Alemania. Delle Donne se refirió a la reciente movilización en la ciudad alemana de Chemnitz, donde cientos de ultraderechistas se volcaron a las calles para denunciar a los extranjeros tras el asesinato de un joven de 35.  “Esto se inscribe en un contexto en el cual el discurso político se ha derechizado bastante. Hay partidos políticos, como Alternativa para Alemania y los conservadores de Baviera, que en los últimos tiempos han adjudicado al tema de la migración y de los refugiados la culpa por los problemas de Alemania. Se cruzaron algunos límites de lo que antes era políticamente incorrecto”, explicó.

Delle Donne sostuvo que estos grupos xenófobos buscan capitalizar en términos de votos el descontento de los alemanes hacia la canciller Angela Merkel, en el gobierno desde 2005.

“El discurso de estos grupos se concentra Merkel como la enemiga de los alemanes que está trabajando en función de otros intereses, que para algunos pueden ser los de la Unión Europea, para otros los de los consorcios económicos mundiales o los bancos. Merkel está por su cuarto periodo, posiblemente el último. En ese sentido, se trata de un verdadero cambio de era en Alemania”, dijo.

El experto analizó también el rol de la izquierda alemana y su estrategia de crear un gran frente ante el avance de la extrema derecha.

“La idea del movimiento que se llama Aufstehen, Levántate, es hacer frente a Alternativa para Alemania para que deje de quedarse con los votos de lo que ellos consideran que tendrían que ser votos para la izquierda. El discurso de la extrema derecha convence a gente en situación de desempleo a largo plazo o de debilidad social. Esa gente podría ser votante de la izquierda. De hecho hay trasvase electoral entre la izquierda y la extrema derecha”, concluyó.

 

El equipo de ‘Voces del Mundo’ está integrado por Telma Luzzani, Néstor Restivo, Mercedes López San Miguel, Franco Luzzani y Patricio Porta.

Fuente: Sputnik

Deja un comentario