EL ACCESO A LA TIERRA ES UN DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL – CTA GUALEGUAYCHÚ

La CTA Gualeguaychú desde hace más de una década viene reclamando por un tema sensible y que atraviesa de manera transversal a toda la comunidad, pero que afecta especialmente a los trabajadores y los sectores de menores ingresos: El acceso a la tierra.

Son innumerables los aportes que se han realizado, los estudios, la información, los debates y las reuniones con diferentes actores, partidos y funcionarios políticos en búsqueda de que el Estado municipal tome cartas en el tema y defina políticas públicas activas que regulen y generen las condiciones necesarias para encausar la problemática.

Desde nuestra Central entendemos que el acceso a la tierra no debe ser mesurado por simples reglas de mercado, y mucho menos con miradas economicistas. Por el contrario, nuestra posición se identifica plenamente con los Derechos Humanos, pues la dignidad de cualquier persona, la posibilidad de planificar su futuro tiene una vinculación muy estrecha con el acceso a una parcela dónde construir el hogar.

En este sentido, vemos con beneplácito que el tema se haya puesto en debate y se definan políticas públicas garantizando este Derecho Humano Fundamental, y en especial que se desande el camino de cartelización inmobiliaria que ha sido tan perjudicial para nuestro pueblo.

Hemos visto pasar períodos en que abundaron los programas de construcción de viviendas, pero que no se han podido concretar ante la inexistencia de tierras disponibles y aptas para tal fin. Esto no puede ser. De haber actuado en su momento, cientos de nuestras/os trabajadoras/es gozarían hoy de su casita.

Hoy la situación es mucho más compleja ante las políticas neoliberales aplicadas y la inexistencia de programas de viviendas por fuera del sistema financiero formal, pero aspiramos a que este panorama se modifique y accionamos en tal sentido. Es parte de nuestras luchas populares.

El Banco de Tierras Municipal nos parece un acierto importante, ha sido parte del planteo histórico de la CTA Gualeguaychú, como política central de Estado para el acceso a la tierra. También queremos recordar que existen otros instrumentos legales que requieren de una decisión política para su ejecución, y que, ante situaciones de interés público, son eficaces y justas.

Hemos escuchado voces en desacuerdo, y aceptamos la importancia de un debate amplio y profundo, pero sin ingenuidades como creer que los mismos que durante décadas han lucrado con la necesidad de tierras, ahora, por buena voluntad, generaran condiciones diferentes a aquellas. Los cuasi monopolios de propiedad de la tierra no son los mejores consejeros en estos casos.

Además, sostenemos de forma contundente que el Estado Municipal debe regular el mercado y determinar las condiciones básicas y según un ordenamiento estratégico de desarrollo armónico. Respetamos el derecho de cualquier privado de desarrollar sus emprendimientos, pero esto no puede ocurrir a costa de las mayorías de nuestras/os compañeras/os y vecinos. La intervención estatal es determinante del desarrollo y el respeto por la calidad de vida de los ciudadanos, pero de todos, no de ciertas elites.

Celebramos que se avance en este sentido y pugnamos por profundizar este camino consagrado en la Constitución Provincial y en diferentes leyes y que desde la CTA venimos reclamando sostenidamente.

Gualeguaychú, 23 de octubre de 2018

CTA Gualeguaychú