COMUNICADO MESA DE CONDUCCIÓN CTA GUALEGUAYCHÚ

Lamentamos mucho que todo lo que anticipamos hace ya tres años, cuando el neoliberalismo se instaló nuevamente en nuestro país sobre la base de mentiras, calumnias y un fenomenal aparato mediático, se esté haciendo realidad.
Hoy nos despertamos con la tristísima noticia que más compañeros nuestros están viviendo la zozobra de la desocupación o la inseguridad jurídica de un proyecto de país donde los trabajadores son la variable de ajuste junto con jubilados y los sectores más vulnerables de la sociedad.
El cierre de Imperial Cord es una mala, muy mala noticia que no se puede mesurar en términos estrictamente estadísticos, o como a algunos les gusta proponer, “ajustes de la economía”, sino como una tragedia humanitaria, social y económica, cuyo impacto tiene alcances difíciles de mesurar y que engrosan a la ya enorme lista de pérdidas de fuentes laborales en todo el país.
Hoy se comprueba que aquel informe que nos hablaba loas del Parque Industrial es una absoluta mentira. El sol no se puede ocultar por mucho tiempo. Y esa camiseta que se han puesto destila mentiras y complicidades inconfesables.
Son nuestros vecinos, hermanas/os los que viven la incertidumbre de un futuro incierto en el medio de una crisis autogenerada fenomenal, escondidos detrás de diferentes estrategias para disimular la realidad como el retiro voluntario, que aprovechando la debilidad y casi siempre en medio de un clima extorsivo se ofrece a los trabajadores como una panacea cuando sabemos que se trata de una condena de ejecución lenta.
¡BASTA DE DESPIDOS DE TRABAJADORES!
La CTA Gualeguaychú se solidariza con los compañeros de Imperial Cord, al igual que con todos los trabajadores y trabajadores que hoy padecen el resultado de decisiones política y económicas que no son fruto de ningún error, sino absolutamente premeditadas.
Exigimos la protección integral de todos ellos y la restitución de la fuente laboral, único camino que respeta la dignidad de la persona.
Como siempre lo hemos hecho, estaremos acompañando en todo lo posible, y si fuera menester, aún más allá, a los compañeros de Imperial Cord, como lo hicimos y lo seguiremos haciendo con los despedidos ilegalmente por Rontaltex y en toda y cada una de las injusticias que el neoliberalismo lleve adelante.
Repudiamos el cierre de la empresa y demandamos a los legisladores nacionales que representan a Gualeguaychú, al señor Gobernador, y al gobierno nacional que, además de bonitos discursos armados para el marketing político, den respuesta a nuestros compañeros y se modifique sustancialmente esta política económica que está llevando al país a la miseria más absoluta.
En la calle, allí, donde se construye el poder popular y la democracia, en ese lugar nos van a encontrar una y otra vez. Porque la dignidad y la justicia no se negocian.
¡Unidad, de los trabajadores, y al que no le gusta, SE JODE, SE JODE!
CTA Gualeguaychú