Asesinato de liderazgo de Wajãpi expone la escalada de violencia en los bosques bajo Bolsonaro

Cacique fue asesinado en Amapá el miércoles pasado por buscadores, quienes luego invadieron la aldea, informan los indígenas. Funai confirma la muerte y la policía está en el lugar investigando las circunstancias.

Los indios wajãpi.

Los indios de Wajãpi informaron el sábado que un grupo de buscadores de cuentas asesinaron al jefe de 68 años, Emyra Wajãpi, el pasado miércoles. La muerte fue el comienzo de un ataque en la aldea de Mariry, que luego tuvo lugar entre el viernes y el sábado con la invasión de 50 buscadores en el sitio, ubicado en el oeste de Amapá. La explicación fue dada a EL PAÍS por Marina Amapari, activista de la causa indígena que se encuentra en el municipio de Pedra Branca, donde se encuentra el territorio de Wajãpi. La Fundación Nacional de Indios (FUNAI, por sus siglas en inglés) confirmó la muerte y también colabora con la policía federal y militar para “garantizar la integridad de los indios y conocer los hechos”, dijo en un comunicado . La Fiscalía Federal (MPF) también está investigando la muerte del jefe y las denuncias de la invasión.

Según los informes, el jefe Emyra Wajãpi fue apuñalado en el bosque mientras se dirigía a su aldea después de visitar a su hija. Su cuerpo fue arrojado al río y encontrado por su esposa. “Ya no queremos la muerte de nuestros líderes indígenas. Pedimos ayuda a las autoridades competentes del estado de Amapá”, dijo un residente de la comunidad en un video recibido por EL PAÍS. Los indios informan que los buscadores están invadiendo las aldeas por la noche y atacando a las mujeres. También están disparando con armas de fuego para intimidar a las comunidades locales.

Un documento interno de FUNAI obtenido por el periódico Folha de S. Paulo.señala que alrededor de 15 invasores que portan armas pesadas se han apoderado de una aldea y han estado atacando para intimidar a los indios en la región, según los informes de los residentes de Terra Wajãpi. “Podemos concluir que la presencia de invasores es real y que el clima de tensión y emoción en la región es alto”, dice la agencia, vinculada al Ministerio de Justicia. El documento también afirma que los invasores están durmiendo en la aldea de Aramirã y obligaron a los indígenas a vivir en la cercana Marity, a 40 minutos a pie, según el periódico. El cuerpo indígena explica que no estaba en la escena del crimen debido a la dificultad de acceder a él (es necesario viajar en automóvil, bote ya pie), pero aconsejó a los indígenas que no se acerquen a los hombres armados, según Folha.. También recomendó que la presidencia de FUNAI busque el apoyo de la Policía Federal y el Ejército.

El asesinato del Jefe Emyra Wajãpi resonó en el mundo político y en las redes sociales, mostrando una vez más cómo se ha intensificado la violencia contra los pueblos indígenas. El compositor Caetano Veloso fue uno de los que expresó su solidaridad en las redes y dio repercusión al caso. La senadora Randolfe Rodrigues (REDE-AP) está en el lugar siguiendo de cerca las acciones de las autoridades y reportó el caso a la Organización de los Estados Americanos (OEA). La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la agencia ya ha expresado su preocupación y ha pedido a las autoridades brasileñas que protejan y prevengan el territorio de posibles violaciones . “Tal violencia no puede quedar impune”, escribió la ex senadora Marina Silva.

El territorio de Wajãpi está cerca de la frontera con Pará y alberga a 1.300 indios de esta etnia. Demarcada en 1996 por el gobierno de Fernando Henrique Cardoso (PSDB), cubre un área de 6,000 kilómetros cuadrados ricos en oro, muy codiciado por buscadores y compañías mineras. Sólo los indígenas están autorizados para explotar el oro a mano. La mitad del territorio se encuentra dentro de la Reserva Nacional de Cobre y Asociados (Renca), que el gobierno de Michel Temer intentó extinguir en septiembre de 2017 a través de un decreto presidencial. La reserva cubre 4,6 millones de hectáreas de selva amazónica entre los estados de Pará y Amapá y representa un obstáculo para las empresas mineras de la región.

Bolsonaro dijo que presentará un proyecto para legalizar la minería en Pará. Este sábado, explicó que buscará alianzas con Estados Unidos para explorar minerales en tierras indígenas , razón por la cual pretende colocar a su hijo, Eduardo, en la embajada de Estados Unidos. Sobre la Reserva Yanomami, el presidente argumentó: “Tierra rica. Se une con la zorra Serra do Sol, es absurdo lo que tenemos minerales allí. Estoy buscando el primer mundo para explorar estas áreas en asociación y agregando valor. Mi acercamiento a los Estados Unidos “. Los conflictos se están librando en todas partes: el día 10, por ejemplo, el Ejército prohibió a un liderazgo ya cinco estudiantes indígenas ingresar a su propio territorio, en la Tierra Indígena del Alto Río Negro, en el Amazonas,Según Folha de S. Paulo .

A pesar de la protección del estado brasileño, el hostigamiento de buscadores, madereros y campesinos es una amenaza constante para los pueblos indígenas que viven en la Amazonía y los territorios del medio oeste. Los conflictos en estas áreas parecen haber cobrado impulso con la elección de la ultraderecha Bolsonaro en 2018. Los activistas vinculados a los problemas agrarios e indígenas creen que el fuerte discurso de los brazos del presidente, incluso en las áreas rurales, también ha fomentado los sangrientos conflictos dentro del campo. país Además, la crítica por parte del presidente y los militares de la demarcación de las tierras indígenas siempre ha sido fuerte, ya sea por la riqueza mineral y forestal que debe preservarse, un obstáculo para los sectores económicos o por cuestiones relacionadas con la soberanía nacional.

 Fuente: Diario El País