El cooperativismo es el presente y el futuro

Por Noelia V. Campostrini

Hoy es el Día Internacional de las Cooperativas ya que se celebra el primer sábado de julio en todo el mundo.

En 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas en proclama Día Internacional de las Cooperativas para celebrar el centenario del establecimiento de la Alianza Cooperativa Internacional, aunque no es hasta 1995 cuando se celebra por primera vez de manera oficial.

Es en 1994 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas invita a los gobiernos, organizaciones internacionales, organismos especializados y organizaciones cooperativas nacionales e internacionales a observar anualmente el primer sábado de julio, a partir de 1995, el Día Internacional de las Cooperativas.

En este día especial saludo a todas las cooperativas que supieron reinventarse, enfrentar los tarifazos, sostenerse entre sí para no cerrar sus puertas. Hoy el escenario es diferente para el sistema mundial pero el cooperativismo tiene como premisa la convicción de que otro mundo es posible si así lo deseamos. Hoy son las cooperativas las que han fabricado miles de barbijos, tapabocas, cofias y muchos insumos para los equipos de salud, las que abrigan haciendo frazadas para los que pasan frío en situaciones precarias, las que nos cuidan como las cooperativas de salud o los cooperativistas que están en los accesos de la ciudad realizando los controles al frío, a la lluvia (y a veces rezongamos porque hay que quedarse en casa), a las cooperativas de vivienda que luchan por el derecho de acceso a una vivienda digna, a las de comunicación que garantizan la pluralidad de voces, a las cooperativas de trabajo que se las arreglan para hacer una construcción junto a otras para que a nadie le falte el pan, a las que nos proveen alimentos, agua y electricidad.

Por cierto, el lema de este año es “las cooperativas y la acción por el clima” apuntando a la responsabilidad social sobre el cambio climático que nos afecta gravemente pero sobre todo a los más desfavorecidos como los pequeños agricultores, los pueblos originarios, las minorías étnicas, enfrentando la destrucción de recursos naturales, desastres naturales.

El cooperativismo no es una alternativa sino que es la salida para el presente y el futuro.