Evaluación de la calidad de la Educación Superior en Paraguay

La autora hace un recorrido interesante referido a la actualidad de la educación superior en Paraguay, poniendo énfasis en el marco normativo vigente y los desafíos que implican para su concreción.

Ing. Clara Almada

Exclusivo para Voces de Inclusión

La importancia estratégica atribuida a la educación superior por las sociedades se traduce en la búsqueda de una mayor calidad de la formación universitaria. Son diversas las estrategias que, basadas en esta motivación, promueven las propias instituciones de educación superior, los gobiernos nacionales y otros actores sociales. Estas incluyen acciones de fortalecimiento de la investigación, de la docencia y de la gestión; vinculación a programas marco de investigación; movilidad de estudiantes, de profesores y de investigadores. Por otro lado, la globalización de la economía y de las sociedades afecta al sector a través de nuevas formas de proveer educación superior. Eso requiere, por parte de los países, el establecimiento de marcos normativos, de regulaciones y de controles, y el desarrollo de políticas educativas nacionales que den lugar a la creación de organismos de evaluación de la calidad y de la acreditación.

En términos generales, y no sólo en la educación superior, se ha asumido que la calidad de la educación es un concepto de carácter prioritario y un valor determinante en cuanto a la democratización de un país y de su educación. Por eso, se considera necesario y oportuno reflexionar y debatir sobre los efectos de estos procesos en los sistemas de educación superior y su articulación con el Estado, con la sociedad, con los sectores productivos, con las propias instituciones de educación superior y sus comunidades académicas, con los procesos de integración y convergencia regional, con la calidad de los servicios educativos que se ofrecen y con las propuestas de reforma y mejoramiento de la educación superior.

Tipo de Instituciones de Educación Superior en Paraguay

Dado que se presenta el caso de Paraguay, y dentro del ámbito de la educación superior, la universitaria, es pertinente explicar que, de acuerdo con la Ley Nº 1264 “Ley General de Educación (LGE)”, la educación superior debe ser organizada por la Ley de Educación Superior y será desarrollada por las universidades y colegios y otras instituciones de formación terciaria. Las Instituciones de Educación Superior se dividen en dos principales grupos, las Universitarias y las no Universitarias. Las Instituciones No Universitarias son los Institutos Superiores y los Institutos del tercer nivel, que a su vez están compuestos por los Institutos de Formación Docente y los Institutos Técnicos Superiores.

Cuadro I. Número de Instituciones de Educación Superior en Paraguay

Fuente: Datos a julio del 2011. Proporcionados por el Director General de Educación Superior del Ministerio de Educación y Cultura de la Presidencia de la República del Paraguay, Magíster Carlos Eduardo Garay.

Los enfoques metodológicos comunes en los procedimientos de evaluación y/o acreditación de la calidad

Los enfoques metodológicos vigentes en la región responden a distintas maneras de abordar los procedimientos de evaluación y/o acreditación de la calidad. Puede decirse que hay países cuyas instituciones tienen una mayor tradición y desarrollo en prácticas de autorregulación, hay un desarrollo mayor de la llamada “cultura de la evaluación”, que está socialmente instalada. Sin embargo, pueden apuntarse como rasgos comunes en los procedimientos de evaluación y/o acreditación de la calidad:

  1. a) Los momentos de la evaluación institucional:

Autoevaluación: es realizada por la propia institución; en algunos casos se contratan especialistas externos para realizarla.

Evaluación Externa: este tipo de evaluaciones son realizadas por parte de especialistas externos a las instituciones es decir pares académicos, seleccionados de distintas formas más o menos sistematizadas: banco de datos, registro de pares, etc.

Informe Final: generalmente se traduce en el informe de evaluación que se realiza en las instancias centrales de evaluación (Ministerios, Secretarias, Agencias, etc.). A partir de las informaciones obtenidas, a través de la autoevaluación y las evaluaciones externas, se realiza un Informe Final de Evaluación.

  1. b) La existencia de dimensiones comunes en los procesos de evaluación y acreditación: Filosofía, misión y visión institucional; el plan de desarrollo institucional; normas internas y reglamentos; carreras y programas académicos de grado y/o posgrado; estructuras de gobierno; actividades de investigación; actividades de extensión o interacción social; personal académico; recursos humanos administrativos y servicios técnicos de apoyo (personal no docente; servicios de atención estudiantil; recursos físicos; recursos financieros; capacidad institucional de autorregulación; comunicación y transparencia; cantidades de alumnos de grado y/o posgrado y tasa de graduación; convenios de cooperación; capacidad de innovación e incorporación de nuevas tecnologías.
  2. c) La necesidad de considerar los contextos particulares-institucionales, nacionales y regionales a la hora de realizar una evaluación y un proceso de participación de la comunidad en la evaluación institucional.

Además, en casi todos los países el Estado tiene un rol protagónico en las funciones de autorización, supervisión, evaluación y acreditación de las instituciones y programas de la educación superior, ya sea de manera directa a través de sus propias agencias o bien a través de agencias que son autorizadas de manera oficial. Se manifiesta una tendencia a regular con mayor énfasis algunas carreras o programas llamados de “riesgo social” tales como áreas de la salud: (medicina y enfermería), ciencias aplicadas como la agronomía e ingeniería y, en menor medida, derecho, educación- docencia, psicología, etc. Este planteo se constata a nivel regional con los procesos de acreditación del MERCOSUR.

Los procesos de evaluación y de acreditación se efectúan predominantemente sobre las universidades (ya sea a nivel institucional o carreras de grado y/o posgrado). En todos los países hay una o más normas que regulan la actividad y la autorización de funcionamiento de las universidades privadas. Dentro de este sector, las tecnicaturas son las carreras menos reguladas por los mecanismos de aseguramiento de la calidad ya que son dictadas mayoritariamente por las instituciones no universitarias.

En general se reconoce que las políticas y acciones deberían orientarse a la revalorización de la misión de las instituciones de educación superior, la afirmación de la autonomía, la diversidad y la promoción de valores democráticos: La evaluación debe ser entendida como una política pública para garantizar una expansión de la educación superior con calidad académica y relevancia social.

Implementación de la Ley Nº 4995/2013, Ley de Educación Superior

Cabe mencionar que el pasado 2 de agosto del 2013 fue aprobada la Ley de Educación Superior, cuya implementación será muy importante para la evaluación y acreditación de la Educación Superior, porque en ella se enuncia la posibilidad de cierre de carreras que no cumplan con los criterios de calidad.

Consideramos que para comprender el proceso de evaluación y acreditación en Paraguay es importante enmarcarla en algunos de los aspectos esenciales de la mencionada ley.

claraalmada@gmail.com