Nora Cortiñas desde Malvinas: “No hay voluntad de los isleños para dialogar”

La comitiva argentina que visita las islas Malvinas a 35 años de la guerra que enfrentó a Buenos Aires y Londres por la soberanía del archipiélago no ha tenido “ningún tipo de relacionamiento” con los isleños ya que “no hay voluntad” de su parte para dialogar.

Así lo dijo a Sputnik desde Puerto Argentino Nora Cortiñas, presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora e integrante de la delegación de la Comisión Provincial de la Memoria de Buenos Aires que estará en Malvinas hasta el 18 de marzo.

“No tenemos ningún tipo de relacionamiento. No hay voluntad de los isleños de tomar contacto con nosotros. Ellos dicen que es al revés, pero en realidad desde que vinimos no hemos visto una voluntad de arrimarse, de venir y tomar este contacto para conocernos y ver si en algún momento se puede iniciar un diálogo donde nos podamos conocer y saber la verdadera historia”, aseguró la activista por los derechos humanos.

Según Cortiñas, lo “primero y principal” para entender este comportamiento de los isleños “es que nunca les han dicho la verdad de la situación política” de las islas. Sin embargo, la Madre de Plaza de Mayo considera que el viaje en el que participa puede encender un interés por la postura argentina y “saber un poco más”.

“Los medios de comunicación hoy en día están más abiertos como para que ellos mismos vayan destruyendo esos mitos y estos miedos que les meten contra nosotros [los argentinos], como si nosotros [en la comitiva] hubiéramos venido para invadir las islas, asustarlos o para presionar. De ninguna manera, vinimos en un viaje con ánimos de paz de diálogo y de vivir en cordialidad”, apuntó Cortiñas.

En algunos negocios de las islas se pudieron ver en los últimos días carteles con mensajes hostiles a los visitantes argentinos. “No queremos más vuelos desde o hacia Argentina” o “La paz solo se puede alcanzar si Argentina cesa las hostilidades contra nosotros, pide disculpas por invadir nuestro país y deja caer su reclamo de soberanía” son algunas de las frases que se pudieron leer en dichos letreros.

El principal objetivo del viaje de la comisión es homenajear a los soldados caídos en la guerra en la que se enfrentaron Argentina y el Reino Unido desde abril a junio de 1982. Cortiñas indicó que todas las visitas a sitios donde se llevaron a cabo los combates “son muy emotivos por la historia que tienen y por todos los recuerdos” que suscitan entre los excombatientes.

La referente por la memoria histórica expresó la conmoción ante los testimonios de los soldados argentinos que a pesar de haber sido llevados a la guerra “sin mucha explicación, instrucción o ropa adecuada” y de haber pasado “hambre y frío” en la guerra, no perdieron “el deseo de soberanía”.

Cortiñas recordó que en 1982 los argentinos vivían “una situación de dictadura cívico-militar religiosa y económica”, por lo que destacó la valentía de los jóvenes conscriptos, “que aceptaron el compromiso de venir a defender la patria sabiendo que en esos días se reprimía a los propios ciudadanos argentinos por esos mismos militares que dirigieron esa acción de guerra tan terrible”.

 ​”Todo este viaje está lleno de un contenido espiritual y muy político. Por eso seguimos con este deseo de la búsqueda que se resuelva esta situación tan agraviante para todos nosotros que es no tener la soberanía como corresponde. Estamos preocupados porque en estas islas ya hay bases militares y situaciones que están prohibidas por los convenios internacionales. Aunque tardemos mucho en llegar a lograrla, lo vamos a hacer siempre por vía diplomática porque no queremos más muertes ni queremos más conflictos tan dramáticos como el que vivimos”, concluyó la activista.