“Para lograr ser reconocidos en Argentina es clave que desde el sistema educativo se trabaje la interculturalidad”

Entrevista a Amelia Vargas, Docente e investigadora de la cultura indígena. Licenciada en Arte y Profesora de danzas

Por Sergio Lanzafame

Nacida en Jujuy, no se reconoció como quechua hasta que llegó a la Universidad. Desde ese momento comenzó a investigar la cultura de sus ancestros y a trabajar por el reconocimiento de su pueblo y de todos los pueblos que habitan el territorio americano y que se reconocen como originarios. Dice que uno de los principales problemas que existen es el desconocimiento intercultural. Por eso insiste en que se implemente en las escuelas una educación que contemple la i nterculturalidad.

-¿Cual es tu nombre?

-Mi nombre es Noemí Amalia Vargas. Iampuero – INCA son mis otros apellidos que no figuran en el DNI. Soy quechua de la nación chicha. Nací en el norte de Argentina, Jujuy. De Perico del Carmen.

-¿Cómo fue que te reconociste como indígena?
-Cuando nací yo no sabía que era indígena. Cuando tenía 20 años tampoco. Pero cuando llegué a la facultad en Bellas Artes (yo hice la secundaria de grande), en  una materia llamada “historia del arte” escuché que decían que los pueblos indígenas hacían la ceremonia de la coca, hablaban quechua, tomaban chicha. Y yo decía “pero eso lo hacemos nosotros”. Mi mamá habla en quechua. Yo me sentí primero rara. Claro ellos hablaban del imperio INCA y yo no estoy en Perú, sino en Argentina. Pero ahí me di cuenta de que pasaba algo.
Pero después estudié folklore. En esa carrera es donde más hacen hincapié en la cultura Argentina. Ahí hablaban de Jujuy. Todo lo que estaba en los libros era lo que hacíamos nosotros! Entonces comencé a darme cuenta de que en realidad sí era originaria.
Fue a partir de que pude estudiar en la Universidad que pude hacer trabajos de tesis con la cultura nuestra. Desde el arte primero y después sobre rituales, sueños y sobre la muerte en la cosmovisión andina. Fue entonces que pude conocer mi propia cultura, más allá de que la vivía, pude preguntarme sobre el significado de las cosas.
Cuando en el 2010 llegó una delegación QOM a Buenos Aires y me acerqué a ellos fue cuando comencé a ayudar y me integré más a las comunidades. Desde ese momento comencé a participar de ceremonias. Y yo ahora me reconozco como indígena, porque soy indígena, por más que me digan que soy mestiza. Mi papá y mi mamá hablan quechua, son de “este” color. Y soy indígena aunque mi apellido es Vargas por imposición del colonialismo, y aunque a veces las mismas comunidades indígenas nos discriminan por no tener apellido indígena. Yo ya no les hago caso.
También hay que tener en cuenta que quedó un concepto utilizado por la “antigua antropología”. Es el de raza, que aunque es un concepto que ya no se usa en la antropología, muchos dicen que si no sos alto no podés ser tehuelche porque los tehuelches son altos. Con el mismo criterio si yo, por casualidad, no tengo los ojos negros no puedo ser indígena. Se usan los rasgos “fenotípicos” para catalogar y discriminarnos. Para muchos antropólogos y sociólogos lo mismo sucede si no hablamos la lengua.
Aunque, te digo algo, para conocer el mundo indígena y si querés entender, lo más importante es aprender la lengua. Porque hay conceptos que no tienen traducción. Si querés saber por qué le cantamos así al agua o al viento, sólo lo vas a entender cuando aprendas la lengua.

-¿Pueblos originarios o indígenas?
-Aunque hay hermanos que decidieron que usemos todos el término originario porque indígena viene de la palabra indigente y de indio. Pero a veces lo uso y a veces no. Muchos critican el uso de ese término. Pero en otros países de la región lo utilizan como en Brasil. Los de norteamérica dicen que son “hermanos nativos”. El concepto va a variar según el lugar donde lo uses. Entre los mapuches no lo usan, porque ellos se refieren a si mismos como mapuches. Dicen que son de la nación mapuche, ni chilenos, ni argentinos, ni indígenas.
Tiene mucho que ver como estás parado. Y aunque me gusta el término originario, es también verdad que todos los humanos somos originarios de esta tierra.Yo creo que todos somos hijos de la tierra y lo más importante es el amor que podamos tener a la tierra y al ser humano.

-Las poblaciones originarias deben defenderse todo el tiempo de los ataques de un mundo gobernado por intereses capitalistas. ¿desde tu experiencia que forma tiene hoy la resistencia?

-La resistencia está más fuerte y está más difundida en este momento. Como toca el bolsillo a cada vez más personas hay mayor sensibilidad. Pero la lucha tiene mucho tiempo. Los mapuches en Cuyamen vienen luchando hace mucho, pero es cierto que hay más difusión y sensibilidad. Hay muchas marchas y manifestaciones. Pero a veces me pregunto si no es que tantas marchas no desgastan demasiado. Tal vez podríamos volcar la energía en otras cosas.

-¿Por ejemplo?

-Ver desde que forma podemos trabajar la interculturalidad en las escuelas. Hoy no lo veo. Por ejempo, en el caso de la enseñanza de la sexualidad, no se habla de los ritos de paso en hombres y mujeres. De cómo un chico se convierte en hombre cuando construye un barco. Pero se nos invisibiliza.
En este país habitamos 36 naciones, de las que más de 14 hablan su propia lengua. En Brasil hay 365 etnias vivas y en México hay mas de 400 etnias vivas que hablan su lengua. Imaginate la cantidad de información que tenemos a la que no nos acercamos.
No digo que no marchemos. Está bien reclamar, marchar. Pero siento a veces que perdemos energía. En el caso de la marcha del 24 de marzo, yo me dediqué a pintar las pañuelos que estaban en la calle. Pero no marché. En otras ocasiones marchamos cantando nuestras canciones, pero nunca escuchamos que cuando hablan de los 30.000 desaparecidos, se hable de los miles y millones que fueron asesinados en nuestros pueblos. Y nuestros desaparecidos? qué pasó? Sólo hablamos de lo que nos toca.

-¿Creés que la lucha de los pueblos originarios está invisibilizada tanto por los sectores poderosos como por los sectores populares?

-A veces si. Yo soy bastante imparcial. A mi modo de ver todos los gobiernos no tomaron en cuenta nuestros reclamos. El anterior (el kirchnerismo) hizo muchas cosas buenas. Dio documentos a nuestros hermanos bolivianos, otorgó el plan jefes y jefas de hogar. Pero nunca nos abrieron la puerta. Con los Qom que estaban en la plaza íbamos de puerta en puerta y nadie nos daba una respuesta, desde el 2010.
Este gobierno está haciendo todo mal. Sacó los impuestos a la megaminería, entre otras cosas que nos perjudican. Pero, nos dio un espacio para que tengamos el consejo indígena participativo, lo que es algo histórico. Claro que el hecho que nos den una oficina no significa que nos resuelvan ningún problema.

-En otros países se logró un reconocimiento mayor a los pueblos originarios. Como en Bolivia, Perú o México. ¿Por qué en Argentina cuesta tanto?

-Bueno. En el sistema educativo no está contemplada la interculturalidad. No se habla de ello. ¡No se ofrecen autores para trabajar el tema! Yo doy en la carrera de arte algunas cosas para que los docentes puedan entender. Por ejemplo, hay casos en los que niños bolivianos reciben en la escuela el reto para que conteste las preguntas. Y no saben que en la casa se les enseña a callar cuando hablan los adultos.
Cuantas veces tuve alumnos bolivianos que eran muy callados y eran abanderados.
Yo, gracias al director de la cátedra de psicología, doy sistema de creencias de los pueblos originarios para que los docentes sepan como piensan los diferentes pueblos. No es los mismo un mapuche que son muy de la oralidad, que un andino, o un pilagá que se expresan menos oralmente.
Es importante que desde el sistema educativo se trabaje la interculturalidad. Es cierto que en Buenos Aires la mayoría de los habitantes son descendientes de los que “bajaronde los barcos”, Y tal vez ese sea el motivo por el que no nos reconocen, porque no estamos en el centro del poder.
A mi me dijeron por la calle ¿por qué no se van a su país?, sin entender que este es nuestro país. Pero, claro, si desde la escuela no le enseñaron lo que hicieron con los pueblos originarios.
La misma escuela lo invisibiliza, pero no son tampoco los docentes, es el Estado.

¿Cuál es el grado de reconocimiento desde el Estado argentino hoy hacia ustedes según entendés?

Hay una ley, la 26160 que reconoce los derechos. Y en la Constitución también dice que se debe reconocer a los pueblos preexistentes. Pero del dicho al hecho… Para el reconocimiento del territorio generan mucha burocracia. Sucede que hay muchos intereses detras de esos territorios. Se venden terrenos con gente adentro y después no se reconocen los títulos de los pueblos por falta de tal o cual papel. Hay muchos negocios detrás de todo esto.